viernes, 27 de marzo de 2009

Zootecnia precientifica

Durante la barbarie avanzada se dieron bases firmes que hicieron posible el establecimiento definitivo, durante la civilización, de grupos profesionales con papeles permanentes y fijos, aspecto que hacen resaltar entre otros Childe (1975) y
Mumford (1960) como elementos importantes, además del crecimiento de la
unidad de cohabitación y de la acumulación de excedente social, en la
configuración de la denominada vida civilizada. Si bien, como tan acertadamente
lo señala Mumford, esas profesiones especializadas probablemente nunca
constituyeron más que una pequeña fracción de la población, sin embargo hicieron
posible el desarrollo de algunos elementos técnicos, que irían dando configuración
a un conocimiento precíentífico, mezcla seguramente de un saber quimérico y
supersticioso, tabús, prácticas mágicas y proyecciones míticas y de observaciones
empíricas muy atentamente asimiladas.

Surgieron así elementos tan importantes como el arado y el riego que ya habían
sustituido en el viejo mundo, antes del nacimiento de la civilización, al cultivo con
azada y al riego natural, Con la aparición del arado, dice Childe, se transformaron
las labores rurales, al pasarse del cultivo de parcelas a la agricultura bajo la forma de labranza de campos, y se unió indisolublemente a ésta con la ganadería,
Heródoto da cuenta de prácticas muy precisas del manejo del ganado en varios
pueblos del norte de Africa y del Asía, tal como la del Ordeño de las yeguas por
los escitas. Childe, al referirse a los estadios culturales de la Europa templada,
menciona como, lo que él llama Estadio III, sé define por el cultivo con arado y el
uso del estiércol de los establos y de los excrementos de las ovejas para devolver
la fertilidad a los campos agotados. El cultivo de los cereales, agrega el
investigador, y la cría de ganado se integraron así para permitir un sistema de
barbecho y también de multiplicación de rebaños,

Se conocen algunos documentos muy antiguos, que mencionan aspectos medico -
veterinarios, tales como el "papiro del veterinario", escrito antes del 1900 a.n.e. y
redactado en escritura jeroglífica en el antiguo Egipto, que si bien son conocidos
dentro de la historia de la veterinaria, demuestran la importancia y cuidado brindado
a los animales. Bien se sabe por ejemplo que entre los ejércitos de los belicosos
monarcas asirios servían médicos y veterinarios militares y entre los indúes,
el médico de la corte tenia por obligación que acompañar a los reyes en sus correrías
bélicas para cuidar entre otras cosas a las vacas reales de posibles
envenenamientos, según lo menciona Pollak (1970).

La importancia de la ganadería como base, con el cultivo de plantas comestibles,
de la economía anterior a la caída del Imperio Romano, queda claramente demostrada
por la existencia de escritos que recogen las experiencias adquiridas con el
ejercicio de la cría y manejo de los animales y la importancia que los letrados dan
al tema. Al respecto es muy ilustrativo el hecho de que Plinio, en una agrupación
de carácter empírico de las ciencias, incluía, según Kedrov (1974), la ganadería y
la utilización de sus productos al lado de las demás ciencias de la época, Como es
lógico, el desarrollo fue un proceso gradual siempre sustentado por la dependencia
económica de los pueblos de las labores agrícolas

En el análisis de la cultura sumeria bárbara Childe cuenta, por ejemplo, como los
pueblos de las tierras bajas se habían dado cuenta que el ganado estaba
expuesto a una gradual de generación en las llanuras bochornosas, si
periódicamente no era cruzado con razas de la montaña; es así como en la
contabilidad del templo de Baü en Erech, que se conserva casi intacta, se constata
que albergaba en sus posesiones varios animales reproductores; entre ellos un
toro semental importado de Elam, localizada al este de Mesopotamia,
A la orilla del río Kerkha, en una región menos inhóspita. Posteriormente varios
pueblos de la edad de bronce, incluyendo los griegos y los egipcios, tuvieron que
estudiar la astronomía en primer lugar para regular el calendario y programar las
labores del campo. Hesíodo por ejemplo en su obra "Los trabajos y los días",
ilustra el papel de las estrellas como guías para las distintas operaciones
agrícolas, Con la difusión alcanzada por la civilización durante la edad de hierro, mediante la utilización del alfabeto, se escribieron muchos tratados sobre labranza científica, en donde se encontraba ya sistematizada la experiencia en la explotación de animales y plantas, es así como entre los cartagineses existían textos para "labriegos caballeros"3. En Italia los terratenientes romanos adoptaron los mismos métodos del gran imperio y se realizaron experimentos de aclimatación que
habían comenzado muy empíricamente en épocas anteriores, como ya lo
habíamos mencionado en Sumeria, se introdujeron, según Childe, algodón,
duraznos y frutas cítricas, gansos y búfalos en la Grecia Europea; el sésamo y
tazas mejoradas de caballos, mulas y cerdos, fueron llevados de Europa a Asia,
hasta la India; y alfalfa, árboles frutales de oriente, melones, remolachas y aves de
corral desde Grecia a Italia.

Con la expansión más hacia el norte, la economía rural de la Europa bárbara había
logrado adaptarse muy bien a las condiciones e la zona templada boscosa. Se
puso el acento justamente en el pastoreo especialmente en la cría del ganado
vacuno" y en tal medida que los escritores clásicos, dice Childe, a veces pasaban
por alto el aspecto agrícola".

Todo este desarrollo de la civilización, fundamentado en la economía rural, fue
recogido a nivel intelectual por dos formas de expresión: de un lado los filósofos
de la naturaleza quienes observaron cuidadosamente los fenómenos naturales y
sistematizaron a su manera las observaciones, tales como Anaximandro, Empedocles
y Aristóteles entre los griegos y Lucrecio entre los romanos. Del otro lado
proliferaron una serie de escritores de manuales técnicos sobre todo en Roma
como Caton, y Varron considerado este último por Farrígntonl como el prototipo de
enciclopedistas antiguo. Cabe destacar dentro de estas dos formas de expresión
dos grandes escritores que, bajo una forma literaria que desafió el tiempo, dejaron
exposiciones técnicas muy precisas; ellos fueron el Siciliano Epicarnus, quien
escribió un tratado de Medicina Veterinaria e Higiene de la leche, y el romano
Virgilio2 , quien dedica los libros III y IV de las Geórgicas, a la forma de explotación animal, constituyéndose así en preciosas piezas literarias que recogen las formas vigentes en su tiempo del saber precientïfico de la Zootecnia. El libro III esta dedicado a la manera de explotación y enfermedades del ganado mayor y menor:
caballos, bueyes, ovejas y cabras, sin dejar de referirse al perro que se utiliza para guardar los rebaños ovinos y caprinos y el libro IV, dedicado íntegramente a la
vida y costumbre de las abejas Desde el punto de vista profesional, estas economías rurales se manifestaron exaltando la agricultura como la ocupación más estimable y la mayordomía como una de las profesiones más reputadas.

Es el momento de dar cuenta del cambio de importancia que las condiciones geográfico-
políticas y económicas van dando a las distintas especies. Durante el
salvajismo, en Asia y Europa, la característica fundamental de la forma de vida era
la recolección de alimentos, Dado el valor excepcional de la caza bajo estas
circunstancias, existen buenas razones para pensar que el perro, primer animal en
ser domesticado por los pueblos de la llamada "zona nuclear en el Antiguo
Oriente", específicamente por el pueblo Natufiano como un auxiliar para sus
labores de caza, se constituyera así en el primer animal de importancia muy
destacada, sin olvidar claro está, que muy probablemente durante este período
cultural tan primitivo el valor de los animales tenía aquella forma mágica, a partir
de la cual se va configurando el Totém y todos aquellos elementos que explican
en una u otra forma el comportamiento social de estos grupos primitivos. El perro
si bien sólo en China, muy posteriormente, llegó a constituir una fuente directa de
alimento, conservó en muchos pueblos un gran valor como auxiliar en la cacería, y
en otros relevancia por su valor como elemento "empapado de magismo religioso"
según expresión de Weber, principalmente en Egipto, si nos atenemos a la
veneración que a estos y a los gatos se les tenía, según lo cuenta Heródotos,
Si nos acogemos a las investigaciones de Childe, durante la época de la barbarie,
con referencia especial a la cuenca del alto Dánübin, sólo hacia el Período III de la
Europa Templada el pastoreo suponía, en primer lugar, la cría de ganado y de
cerdos y también fue en este período cuando los caballos entraron a formar parte
del ganado doméstico. Mientras los primeros fueron utilizados principalmente
como fuente directa de alimentos, los segundos, con toda probabilidad fueron
utilizados el transporte, sí bien también era fuente de alimento.

A partir de este momento con la domesticación del caballo, se da la posibilidad de
su tipo de evolución cultural de gran significación para la humanidad, y desde ese
momento el caballo tendrá hasta poco después de la aparición del automóvil, una
significación de primer orden en los pueblos que lo poseen, ya que si bien
inicialmente se utilizó como medio de transporte de carga, (Período III, de la
Europa Templada), hacia el Período VII se empezó a utilizar para cabalgar y
convierte así al hombre esencialmente en "nómada a caballo" según expresión de
Welber (1960). Con el advenimiento de este fenómeno se facilitaron las
comunicaciones y se revolucionó la guerra, dando lugar a la sucesión de
acontecimientos como la llamada tempestad de arena provocada por los jinetes
nómados hicsos, en los inicios del período histórico hasta el desarrollo de las
cruzadas que caracterizan la edad media, pasando por los "equites" romanos.
La irrupción de los hicsos con sus corceles en Babilonia y Egipto desvanece
completamente la atmósfera cultural de estos pueblos y se anuncian nuevos periodos
con cambios en todos los niveles, sin embargo en nuestro caso particular es
importante señalar, de acuerdo con Kees que uno de los cambios más profundos
introducido por los hicsos fue que en el antiguo imperio Egipcio los cerdos eran
libremente tolerados, y se los hallaba en el delta, incluso en los templos, pero ya
en el Nuevo Imperio, le fue prohibido a la aristocracia, la que produjo cambios
importantes dentro del "status" de esta especie en la cultura egipcia. Childe anota
como en los himnos del Rig-Veda se dice de las tribus arias que miden la riqueza
en vacas y caballos.

Heródoto cuenta que la riqueza de Asiria era de tal naturaleza que Trictantecmes
hijo del gobernador de esa provincia del Asia, "tenía de su propiedad, sin contar
con los caballos de guerra, ochocientos caballos padres y dieciséis mil yeguas".
Sin que implique comulgar con las ideas de Darlington sobre la evolución social es
supremamente ilustrativo el siguiente párrafo sobre la ubicación e importancia del
caballo durante el desarrollo de la humanidad hasta llegar a los Normandos. "Es
preciso, dice el autor, considerar cuidadosamente el perfecto dominio que del
caballo tenían los normados. El tamaño del caballo había sido selectivamente
aumentado, para que soportarse a un jinete en la temprana historia de Persia. Se
le había dotado de herraduras de hierro en el Noricum prerromano. Se le habían
aplicado unos estribos para pies descalzos en la India, por ese mismo tiempo. Y
los galos lo habían provisto de arneses de hierro en los comienzos de sus
dilatados servicios en el ejército romano. Finalmente, parece que fue en el corazón
del país de los caballos, en la región de Altai, donde apareció el estribo todo de
hierro, y quizá también la herradura clavada. Fueron estos inventos combinados
con la armadura, lo que hicieron posible al caballero feudal. Y fue la habilidad con
que esta nueva raza híbrida normanda y toda su sociedad feudal se adaptaron al
servicio de esta arma, la que convirtió al caballero normando en el curso del siglo
XI en un invencible instrumento de guerra".

Dadas estas circunstancias adquiere toda su vigencia la expresión de Diffloth
cuando dice refiriéndose al desarrollo de la Zootecnia hacia el final del siglo XVIII, que el estudio de la cría del caballo, de sus enfermedades y taras, dejaba poco tiempo para el estudio de las otras razas de ganado.

Respecto a la significación e importancia del caballo en el desenvolvimiento
histórico del hombre, cabe recordar la diferencia que anota Darlington en el
desarrollo de las sociedades africanas que no conocieron el caballo, de Abisinia
hacia el sur, y aquellas, las nórdicas, que sufrieron el impacto de los pueblos
jinetes o que domesticaron el camello y el dromedario, sustituto adecuado del
primero en las regiones desérticas. Bien puede afirmarse que el imperio musulmán
fue conseguido por los beduinos cabalgando sobre sus caballos y sus camellos.
Aunque la llama fue domesticada por los Incas como bestia de carga, nunca
alcanzó la tremenda importancia que tuvo el camello para los beduinos y el caballo
para los hicsos, ya que aquel pueblo permaneció relativamente aislado hasta el
descubrimiento español.

Además de las especies anteriores se deben destacar, por su importancia sostenida
entre muchos pueblos y a lo largo de mucho tiempo, la de las ovejas que
fueron muy utilizadas como fuente de lana y leche en las sociedades antiguas
como lo menciona Homero y que posteriormente en la edad media fue de gran
utilidad para abrir tierras y ocupar barbechos hasta que con la aparición del
industrialismo en Inglaterra, con base fundamental en la hilandería, adquiere una
importancia superlativa, llegando durante el siglo XIX a reconocerse más de 200
razas en aquel país, Tal fue su auge que Marx decía que la transformación
provocada por el desarrollo industrial que llegó a producir en la zona rural en
Escocia "la expulsión de los hombres a cambio de carneros", fenómeno similar al
ocurrido en Irlanda, según lo relata el mismo Marx cuando dice "El irlandés,
desalojado de su tierra por las ovejas y los bueyes, reaparece al otro lado del
océano convertido en feniano". Respecto a las ovejas se debe destacar cómo, la
columna vertebral de la sociedad islandesa formada por la expansión Vikinga
durante los siglos IX y X, la constituían fundamentalmente los criadores de ganado
ovino y los cultivadores de cereales de los fiordos si nos atenemos al documentado
relato de Jones.

El ganado bovino ha jugado un papel relativamente secundario hasta el siglo XIX,
si se compara con los caballos y camellos y con los ovinos. Es interesante notar
como el vacuno tanto el B. taurus como el B, indicus han tenido en la antigüedad y
hacia el inicio del capitalismo (siglo XVI) como papel destacado el de ser fuente de
abono orgánico para devolver la fertilidad a los campos agotados; así lo hace
notar Childe2 para el Período III de la barbarie de la Europa Templada y Hartlib en
su clásico texto titulado "A Discours of Husbandrie" publicado en 1659. Es el momento
de recordar como los egipcios, según lo relata Heródoto, no sacrifican las
hembras por estar consagradas a Isis, y "los egipcios, dice el historiador, todos
aun veneran a las vacas muchísimo más que a todas las bestias de ganado". De
otro lado, en la India, origen de los cebuínos, domesticados por los invasores arios
que llegaron ahí desde el Oeste hacia el cuarto milenio a.n.e, floreció mucho antes
del primer milenio a.n.e, el culto del toro, que con la doctrina de la transmigración
de las almas, prohibió el sacrificio de los vacunos, costumbre religiosa que aún
subsiste. Sin embargo es el momento de anotar que fueron precisamente estos
pueblos prehistóricos del delta del Ganges, quienes domesticaron otro bovino, el
carabao que ha trabajado por siglos para toda el Asia y Africa tropical.

Los cerdos siempre han sido dentro de los pueblos asiáticos y europeos primitivos
base importante de la economía y durante los diferentes estadios de la barbarie
europea constituyeron un grupo animal domesticado más numeroso que las
ovejas, lo que podría atribuirse al rápido desarrollo de su condición de omnívoros,
que les permitió una mayor cercanía al hombre ya que, desde ese entonces hasta
hace apenas unos 30 a 40 años, se ha tenido como un aprovechador de los
subproductos de la alimentación humana Cabe destacar sin embargo que a partir
de los egipcios, que según cuenta Heródoto miran al puerco como un animal
impuro, y sólo comen su carne el día del plenilunio, a partir de ellos, digo, tomaron
los israelitas la prohibición de comer carne de cerdo y posteriormente el Islam. En
efecto en el Levíticos se dice textualmente ". También la liebre, que si bien rumia,
no divide la uña; y el cerdo que teniendo hendida la uña no rumia. De las carnes
de estos no comáis, ni toquéis sus cuerpos muertos, porque son inmundos para
vosotros". Con excepción de estos grupos religiosos, el cerdo ha sido
universalmente una importante fuente alimenticia. Cabría mencionar además que
dentro de los griegos y los romanos llegaron cierto momento a tener algún valor
supersticioso cual es el caso cuando Virgilio hace hablar al dios del Tiber a Eneas
y a este le comunica que "hallarás en esta ribera una blanca cerda echada al pie
de una encina y rodeada de treinta lechoncitos blancos como ella, a los que da de
mamar. Allí debes edificar tu ciudad.

Otros animales domésticos han tenido solo una importancia ocasional, en una
región muy especifica o en circunstancias muy especiales. La cabra por ejemplo
ha jugado algún papel económico en algunos pueblos del norte del Africa; el
elefante además de haber servido a Aníbal recién domesticado, durante la
segunda guerra púnica, ha prestado grandes servicios en la abertura de espesas
selvas de la India; las aves tuvieron gran valor como elemento de superstición
entre los griegos (como en el caso de Edipo Rey) y entre los romanos; sabemos
que en América se domesticó el pavo, sin embargo sólo recientemente han
adquirido un gran valor como explotación pecuaria de mucho peso económico
como fuente alimenticia.

Se ha venido estableciendo así la forma precientífica de la Zootecnia cuyo
desarrollo, a partir de la domesticación, dio la posibilidad de que apareciera el
pastor como un oficio específico el cual, con el labrador, llevarían sobre sus
espaldas el peso más importante de la economía de muchos milenios en el
desarrollo inicial de la humanidad.
Como se ha destacado hasta este punto, es alrededor de las especies animales
utilizadas como base importante de su economía, que los distintos pueblos, fueron
desarrollando todo un saber, sino zootécnico en el sentido estricto de una técnica
de la producción, más que de la simple utilización de las distintas especies
domésticas, creando así las condiciones para que surgiera una verdadera
Zootecnia.

1 comentario:

  1. Soy Zootecnista de profesión y de corazón. Muchas gracias por tan excelente recopilación histórica.
    Clemencia Prias
    Colombia.

    ResponderEliminar